Esta usted en:

Patrimonio Histórico


Iglesia de Santiago Apóstol

Su bien cultural más caracterizado es la iglesia parroquial de Santiago Apóstol, en memoria de la Orden de Santiago. El templo se construyó sobre una antigua ermita en el siglo XVI con influencias del último gótico levantino, palpables en la armadura de par e hilera de tradición mudéjar sostenida por arcos diafragmas que cubre su única nave. En el exterior destaca en altura la robusta torre de planta cuadrada, cubierta por teja árabe a cuatro aguas, con huecos para campanas en sus laterales y un reloj. Su reconstrucción se hizo necesaria en 1763, fecha de la que data el retablo, el elemento artístico más valioso del templo.

El retablo mayor es de estilo barroco y no llegó nunca a dorarse. Tiene un único piso de tres calles y ático con potentes y esbeltas columnas salomónicas -cuatro en la parte baja y dos en el ático- que lo estructuran. En el centro del piso, ocupando la mitad de su extensión, hay un altar contemporáneo y, más arriba, un nicho para acoger el manifestador. En el ático preside y destaca, en un marco rectangular, la iconografía de Santiago Matamoros y corona la obra decoración vegetal con la cruz de la Orden de Santiago en el centro.

Ayuntamiento

El ayuntamiento, que preside la plaza de la Constitución, fue levantado en la segunda mitad del siglo XX, con forma ligeramente apaisada, estructurado en dos cuerpos, con un gran arco con falsas dovelas en la puerta y desiguales en sus laterales. En el cuerpo superior, un amplio balcón corrido protege tres huecos adintelados y recercados. Remata el edificio un cuerpo flanqueado por delgadas pirámides que exhibe el escudo del municipio.

Escultura del Sagrado Corazón

En la explanada de la iglesia una escultura alegórica del Sagrado Corazón de Jesús, elevada sobre sucesivos basamentos cuadrados que disminuyen al progresar en altura, donde no faltan arcadas, columnas y pilastras clásicas, indica con la posición extendida de sus brazos la protección del pueblo y de la sierra.

Cascos urbanos de Santiago, Pontón Alto y Pontón Bajo

Las calles recuerdan la morfología del urbanismo orgánico medieval, autónomo respecto a cualquier planificación regular y geométrica. Las viviendas de estas localidades son típicamente serranas: fachadas enfoscadas y encaladas con pequeños huecos dispuestos asimétricamente para evitar los rigores del invierno, sobresalientes tejas para evacuar aguas y nieves y delgadas chimeneas.

Otros monumentos

En la plaza de la Constitución aún se puede apreciar, aunque bastante deteriorada, una balconada de madera, interesante muestra de la arquitectura vernácula, cuyas zapatas y balaustres están bien protegidos por el amplio alero de su tejado, testimonio de una antigua posada del siglo XVI conocida como El Hornillo, nombre primitivo de Santiago de la Espada. Frente a ella, la Posada de la Ramona, santuario del buen yantar, es también una digna representación de la arquitectura popular. Se conserva asimismo lo que fue Casa de la Tercia, lugar donde se recaudaban los impuestos para el rey, y que también cumplió funciones de real pósito. En Pontones se levanta la pequeña iglesia de Nuestra Señora del Rosario, de finales del siglo XIX, de una sola nave y sencilla fachada. En la aldea de Miller se encuentra la denominada Casa Fuerte, rematada con delgadas aspilleras, de los siglos XIII al XVI, que pudo ser un baluarte defensivo frente a las incursiones de los almogávares, grupos armados de bandoleros árabes, rehabilitado en el siglo XIX ante nuevos peligros en las guerras carlistas. El término municipal cuenta finalmente con cinco bienes declarados de Interés Cultural: los castillos de la Matea y de las Gorgollitas, y los abrigos de Río Frío, de la Cañada de la Cruz, y del Engarbo, éstos últimos además Patrimonio de la Humanidad.

Galería de imágenes




Ayuntamiento de Santiago-Pontones

Información Legal | Accesibilidad